entorno El Vivero

5 beneficios de hacer yoga en la playa.


Todos sabemos los beneficios que practicar yoga puede brindar para tu salud, pero:

¿Cuáles son los beneficios de practicar yoga en la playa?


Investigaciones demuestran que estar al mar tiene grandes beneficios: nuestros niveles de estrés disminuyen, nos hacemos más creativos y en general mejoramos nuestra salud con sólo estar cerca del agua salada y su movimiento. 

Ahora agrega yoga a la mezcla, practicarlo en la playa significa que los efectos de este en tu cuerpo y alma se amplifican. 

Aquí 5 beneficios comprobados de hacer yoga en la playa: 

Relajación y creatividad. 


Según Wallace J. Nichols, en su ensayo “Blue Mind”, dice que todos tenemos una “mente azul” el cual es un estado meditativo moderado que se caracteriza por un sentimiento de paz, calma, unidad y sentido de la felicidad plena. Este estado puede ser provocado por la proximidad al agua, gracias a lo cual nuestro cerebro puede llegar a un estado de atención suave. Nuestro cerebro está relajado pero enfocado, ayudando al proceso creativo y dirigiendo el flujo de pensamientos. Hacer yoga cerca de un cuerpo de agua y especialmente cerca del mar, promueve este estado consciente y reduce nuestros niveles de estrés, ansiedad, dolor, depresión y trastornos de sueño. 


Estar al aire libre es excelente para la salud. 


Realizar actividades al aire libre es muy sano sin importar la edad. Ejercitarse al aire fresco, hace que el cuerpo reciba un suministro saludable de oxígeno. El aire que proviene del mar es aún mejor debido a los altos niveles de yodo y ozono en el mismo. Este ayuda a construir un sistema inmune fuerte, así que el yoga en la playa puede facilitarnos estos resultados por medio de los asanas y técnicas de respiración que ponen a trabajar a la glándula de thymus. Hacer yoga frente al mar también estimula y mejora el metabolismo, así como beneficia los niveles de serotonina en el cerebro. 


Fortalecimiento de los músculos y mejoramiento de la postura.


Hacer yoga en una superficie como una playa de arena, ayuda a fortalecer los músculos secundarios de los pies, caderas, rodillas y articulaciones. La playa es una superficie inestable que obliga al cuerpo a hacer pequeños ajustes para mantener la postura. Por lo tanto, esto significa la utilización de más músculos que normalmente no utilizamos en nuestras piernas, pies y brazos. Las posiciones de equilibrio son más difíciles, pero también mucho más divertidas. 

Mejora tu estado de ánimo. 


El ejercicio en un entorno natural, especialmente cerca del agua, ayuda a aliviar el estrés, la tensión, la ira y la depresión. Así como también aumentar el disfrute, la satisfacción y la energía. Solo cinco o diez minutos de actividad al aire libre son suficientes para mejorar nuestro bienestar. La presencia del agua induce a un estado meditativo y promociona la paz interior y la felicidad. 


La realidad es que existen grandes beneficios a la salud de realizar yoga en la playa. Pero sobre todo hay que disfrutar el simple hecho de estar frente a la belleza del mar donde la tierra, el cielo y el mar convergen. El sol brilla en la superficie pacífica del mar azul. La arena amarilla se encuentra con la espuma del mar blanco. El olor salado del mar, la suave caricia de una brisa del atardecer y el calor de la arena bajo los dedos de los pies son la mejor invitación para estar en el momento. Ohm.
 
ESPACIOS
GASTRONOMIA
COPAS Y COCTELES
ACTIVIDADES Y FIESTAS
EVENTOS
BEACH
SERVICIOS A BARCOS
GALERIA